Ducati 900 Super Sport réplica

Ducati 900 Super Sport réplica

La Ducati 900 Super Sport nace para llenar un vacío que la dirección de Ducati detectó después de la llegada de las primeras bicilíndricas de cárter redondo: 759 GT, Sport y Super Sport Desmo. Era necesaria una moto súper deportiva que compitiera con las maxi motos japonesas de cilindrada superior a los 750 cc.

Al comienzo Ducati decidió fabricar una moto más "turística", la 860 GT diseñada por Giugiaro, que lamentablemente no fue apreciada por el público. Pero al mismo tiempo, teniendo presente el éxito comercial que había obtenido la bellísima 750 SS Desmo, la casa boloñesa decidió proponer una versión más deportiva, la 900 Super Sport. El motor de la 860 cc era la evolución del bicilíndrico original "en L" diseñado para la 750 GT, pero con el cárter nuevo que fue rediseñado con una forma más cuadrada.

Durante su historia la 900 SS tuvo pocas modificaciones, del depósito a las ruedas de aleación, y se propuso un color oro y negro como alternativa al clásico plata y azul eléctrico.

A principios de los años 80 se realizó la serie "Darmah" que en la práctica actualizaba las líneas de la familia Supersport. Lamentablemente tampoco esta última versión agradó mucho al público, sobre todo porque Ducati había comenzado en 1979 la comercialización de una moto más famosa y deseada, la Mike Hailwood® Replica.
(información sacada de la página de Ducati.es)

Después de este aporte de información, os explicaré todo el trabajo que hemos realizado a esta Ducati para llegar a obtener una Ducati 900 Super Sport réplica.

La moto nos llegó en un estado bastante lamentable. Estéticamente llevaba elementos que nada tenían que ver con el modelo original. Lo podéis ver en las imágenes de la galería. Posiblemente, ese fue uno de los motivos que llevó a su propietario a decidirse para hacer una réplica de Ducati 900 SS. Después de valorarlo llegamos a la conclusión que esta transformación costaría practicamente lo mismo que devolverla a su estado de origen, con el plus de tener la réplica de una moto cara y difícil de ver.

Decidido lo mas importante, el resto fue "fácil", nos hicimos con el kit de fibras y deposito de la 900 SS y empezamos a adaptarlo. Primero cortar todos los apaños y sorpresas que tenia el chasis para dejarlo en su estado de origen. A partir de ahí, soldar soportes nuevos, fabricar los soportes para los estribos, construir desde cero la base para los relojes en fibra o fabricar el sillín también desde cero. Un trabajo laborioso, pero que viendo el resultado final creemos que ha merecido la pena tantas horas invertidas.