VIAJE DEL TEAM GMB99 A IOM

VIAJE DEL TEAM GMB99 A IOM

VIAJE DEL TEAM GMB99 A IOM. (Isle of Man)

De todos los que nos movemos en el mundo de las clásicas y nos apasionan las carreras, es sabido que el santo grial se encuentra en una pequeña isla anglosajona donde se respira gasolina y se bebe cerveza. Se puede decir que allí los hombres  comen carne cruda y duermen sobre tablas de madera. Es de suponer que con semejantes pistas ya sabréis que hablamos de la Isla de Man.

Durante la segunda mitad de Agosto se celebra el TTclasic junto al Manx grand prix.

El equipo Guzzi Motobox se desplazo al sinuoso trazado de la isla para que 2 de sus pilotos formaran parte en la Lap Parade. La Parade es una vuelta de exhibición donde sus participantes usan el circuito de la misma forma que los profesionales, sin tregua. Circuito cerrado, publico a pie de pista, superar las 150 millas pasando por Sulby  y el corazón en un puño. Estos son los ingredientes necesarios para una subida de adrenalina sin precedentes.

Los valientes pilotos Alfons Alcolea y Luis Mengual pilotaron una Guzzi VSR y una Suzuki XR69, ambas fabricadas en las instalaciones de GMB, pero no fueron las únicas monturas que desplazamos. También llevamos con nosotros 3 motos de calle para poder estudiar al detalle el circuito de 37 ¾ millas. Una Honda 750 dream, una Norton Montjuïc y una Guzzi 1100 VSR.

Fue impresionante poder rodar por la isla, el sentimiento que recorre cada uno de sus rincones no deja a uno indiferente. Por toda la isla puedes ver aquellas motos que aquí solo vemos en museos expuestas o en alguna concentración de clásicas. Ya sean motos de carreras o motos de calle, allí parece que se detuvo el tiempo y siguen brillando con luz propia como el día de su estreno. Vincent, Norton, Triumph, Guzzi, Velocette, Scott, Bmw, Paton, Honda….todas las marcas que imaginéis y en modelos de distintas épocas, realmente te transporta a donde has soñado siempre.

 

Uno de los platos fuertes  es la carrera Senior Classic TT donde ya en los entrenos se podía ver un claro favorito. El incombustible John McGuiness llegaba a la carrera después del aparatoso accidente con su Honda SBK que le tuvo apartado de los circuitos durante largos meses y de Man 2 años. Tal como dijo en una entrevista, -Estoy viejo, estoy gordo pero aun tengo vista de águila-. Y que vista por dios, en los entrenos le saco más de 30 segundos por vuelta a su mas cercano perseguidor.

Allí los pilotos son de otra pasta, mucho mas accesibles que en el circo de Moto GP, cuando se bajan de la moto puedes charlar con ellos y te cuentan sus experiencias. Incluso los más mediáticos están firmando libros o vendiendo tazas personalizadas.

Ya en la carrera se vieron 3 claros candidatos a la victoria, Mc Guiness con Paton (Team Winfield),  Lee Johnston con Honda (Team Davis Motorsport) y Jamie Coward con Norton( Team………….). Mc Guiness no dio  tregua con su potente Paton mientras Coward y Johnston se quedaron con el 2º y 3er cajón respectivamente.

Por otro lado Alfons y Luis se fueron preparando para la Parade dando vueltas con sus motos de calle por el trazado de la isla. Alfons llego a dar 10 vueltas enteras, cuando le preguntamos si empezaba a encontrarse mas cómodo su respuesta fue contundente.- Cuantas más vueltas doy, mas veo que me falta mucho- y es que nada tiene que ver con correr en circuito cerrado donde te encuentras normalmente trazados de entre 4km y 6km de cuerda.

Sus caras en la salida eran un poema, desencajados, nerviosos, emocionados. Estaban a punto de cumplir un sueño y marcar otra muesca en el Colt, instantes después desaparecieron acelerando en dirección  Grand Stand.

A la vuelta sus caras y su animo estaban venidos arriba de tal forma que no sus cerebros iban mas deprisa que su mandíbula y no lograban engranar palabras con frases. Sus caras habían vuelto a antaño y volvían a tener esa mirada de niño travieso que acaba de hacer una de las gordas. Sus caras hablaban mejor que sus bocas. Con eso teníamos mas que suficiente.